Archivo de la etiqueta: Rocío Carmona Horta

conversaciones

Cuando el porno sustituye a la educación sexual- Conversaciones en la Central

El próximo jueves 20, en las “Conversaciones en la Central” hablaremos de todo ésto:

https://biblioteca.cordoba.es/index.php/conversaciones-central/fechas-conversaciones/7337-conversaciones-44-jimenez-iglesias-carmona.html

“Cuando el porno sustituye a la educación sexual”

“Según datos del INE la mayoría de los españoles dispone de su primer smartphone entre los 11 años (42,2%) y los 12 años (69,5%). Estos dispositivos facilitan un acceso inmediato a un universo de contenidos de todo tipo, también los sexuales y pornográficos, muchos de ellos disponibles de forma libre y gratuita en la Red.

Sin duda el libre acceso al porno, que no es una mera posibilidad sino que los jóvenes aprovechan de forma efectiva, está introduciendo cambios en su manera de representarse sentimientos y sexualidad y también en las formas de relacionarse entre ellos.

Por una parte, se sustituye las orientaciones que pueden proporcionar padres o especialistas por consultas a Google a una edad y con un nivel de formación con los que no se suele tener criterio formado para distinguir la información adecuada y de calidad. Además, se accede frecuentemente a contenidos que dan una imagen distorsionada del sexo y que enquistan estereotipos de género y prácticas sexuales violentas no consentidas.

  • ¿Es un problema solo de niños y adolescentes o también tiene repercusiones entre adultos?
  • ¿Debemos y podemos limitar o combatir los efectos perniciosos?
  • ¿Hay porno bueno y porno malo? ¿Puede hablarse de un porno feminista?”

 

Y que la juventud entiende la pornografía como educación sexual en vez de como ficción

Y que estos mensajes condicionan tremendamente el desarrollo sexual de los chicos jóvenes…

Pues sobre esto y mucho más hablaremos el próximo jueves en la Biblioteca Central de Córdoba.

Será de 20.30-22.00h, en la Biblioteca Central de Córdoba, Ronda del Marrubial, Córdoba

Con Analía Iglesias y Marta Jiménez

 

https://yosoymujer.es/cuando-ser-madre-o-no-es-la-cuestion-claves-para-tomar-una-decision-mas-consciente/

Cuando ser madres (o no) es la cuestión. Claves para tomar una decisión Consciente

¿Realmente quiero ser madre?, ¿en qué condiciones lo querría ser?, ¿Qué necesito para tomar una decisión consciente?…

Gracias a Ana Porras por entrevistarme para su revista Yo Soy Mujer y hablar de un tema que nos toca tanto a las mujeres y que enfrentamos tantas veces en soledad…

De éstas y algunas cosas más estuvimos debatiendo. Muchas gracias, Ana, por darme voz en tu revista. Espero que os resulte de utilidad.

https://yosoymujer.es/cuando-ser-madre-o-no-es-la-cuestion-claves-para-tomar-una-decision-mas-consciente/

espacio sorico (1)

Esto es lo que pasó en el I Encuentro Provincial Mujeres Feministas

Como ya os fui contando, el mes pasado se celebró el

I Encuentro Provincial Mujeres Feministas trabajando su empoderamiento desde sus territorios

Donde tuve el placer de facilitar el taller  “Tomando conciencia, cómo incide nuestra asociación para transformar nuestro mundo hacia la igualdad”

Durante el taller nos cuestionarnos ciertos asuntos como mujeres integrantes de asociaciones para el empoderamiento personal, social y político de cada una de las socias asistentes.

Toda asociación puede desarrollar una acción de incidencia política para la transformación social. Tomar conciencia de cómo cada una contribuye a crear un mundo más igualitario será uno de nuestros objetivos a lo largo del taller.

Saber cómo sacar nuestro mayor potencial como mujeres, como socias y como ciudadanas fue nuestro objetivo principal en el taller,

A lo largo de la charla participativa las asistentes han jugado, pensado, debatido… y lo más importante, salido del taller dirigiéndose al mundo con otra mirada más positiva y segura de sí mismas.

Para ello se plantearon 3 preguntas básicas:

Qué necesito como persona y qué necesitamos como asociación para empoderarnos. Así como de qué manera podemos superar nuestras dificultades.

Temas como la sororidad, el empoderamiento, la gestión de emociones, las sinergias, estrategias, necesidades y los pactos fueron algunas palabras clave.

Elena Simón, Marcela Lagarde, Anabel Santos… fueron mujeres referentes en el hilo conductor de la charla.

Si quieres ver cómo fue la jornada, puedes hacerlo pinchando aquí:

https://youtu.be/L2iqofxjbqI

!Espero que os guste!

las educadoras-portada

Las educadoras (documental) vamos al Festival de Málaga

Este viernes el documental “las educadoras “pasará por la alfombra Roja del Festival de Cine de Málaga.

 
Las educadoras es un documental de Mercedes Sánchez Vico que quiere visibilizar el trabajo con mirada coeducativa de 15 educadoras.
La cinta recoge el testimonio desde cada una de nuestros trabajos como profesionales de diversas ramas en educación secundaria, primaria, música, escritura… o yo como psicóloga que trabajamos desde la perspectiva de género de manera transversal.
El documental pretende ser un producto audiovisual innovador, pedagógico y crítico, que invita a la reflexión para la transforamción.

Si quieres ver un adelanto, te invito a que pinches aquí para ver el tráiler.

vimeo
Desde aquí quiero dar las gracias a Mercedes por contar conmigo y a mis compañeras de documental: Pilar Triguero (fisioterapeuta), Tiscar Latorre (profesora de Secundaria), Gema Otero (experta en Igualdad), Paqui Méndez (periodista), Trini Moreno (empresaria internáutica), Carmen Ruiz (música), Ana María Jiménez (maestra), Virginia Rodríguez (directora de un IES), Juana María Pérez-Lara (profesora de Secundaria), Juana Godoy (orientadora), Ana Hevilla (experta en igualdad), Mª Ángeles Romero (profesora de Secundaria) , Rocío Carmona Horta (psicóloga), Pilar Jurado (compositora y soprano), Rosa del Mar Rodríguez (Coordinadora de IAM en Málaga), Jose Antonio García, como alumno de la asignatura “la igualdad a través de la imagen y representantes de otra forma de expresar la masculinidad.

También lo podrás ver mañana en Pizarra.

las educadoras pizarra

14. cuando el amor se acaba

Sapiensex en la radio: Cuando el amor se acaba

Esta vez, en el Espacio Sapiensex de Dos Rombos, hablamos de cuando el amor se acaba.

Os dejo la transcripción del programa y el enlace al vídeo en streaming por si lo quieres escuchar: Dos Rombos, programa 91#

 

Antes, las relaciones de pareja eran para toda la vida, quisieran o no, un hombre y una mujer comenzaban su relación de adolescentes o jóvenes y así para siempre. Y ni siquiera existía el derecho a separarse o divorciarse.
Hoy en día, ese derecho sí existe a nivel legal, aunque no tanto a nivel de valores sociales.

El origen de ésta forma de pensar lo encontramos incluso en los cuentos de princesas y príncipes se cierran siempre con ese… para siempre jamás. O… fueron felices y comieron perdices.

También escuchamos frecuentemente frases del tipo:

– Sin ti no soy nada,
– El amor lo puede todo,
– Por ti muero,
– por ti pasaría el polo norte en camiseta de deporte
– Mi media naranja.
– Amor para toda la vida…

Estas ideas que nos condicionan totalmente en nuestro modo de entender las relaciones de pareja. Nos hacen creer en esa idea romántica del amor es para toda la vida y el amor es un todo indestructible.

Sin embargo, ¿a quién no nos han dejado al menos una vez en la vida? ¡Incluso varias! O ¿ quién no hemos terminado una relación de pareja?

Hoy en día damos por hecho que las relaciones de la gente joven son finitas. Terminarán antes o después. Aunque desgraciadamente esto solo lo pensamos el resto de las personas, pues esa pareja espera que sea la relación definitiva.
Lo mismo nos pasa a las personas adultas, con cada relación amorosa, esperamos que sea la última, la definitiva.

Yo tengo muchas amigas y conocidas que me han dicho “ya no creo en el amor”, y sin embargo lo siguen buscando deseosamente.

Tenemos un ideal de cómo deben ser las relaciones de pareja, que cuando las tenemos y éstas no encajan, pensamos que hay que cambiarla o terminarla. Con esa idea de amor romántico de media naranja o amor como un todo, nos cuesta ver la relación como realmente es, apreciarla tal cual en vez de intentar cambiarla. O peor aún, no atrevernos a dejarla cuando ya no nos aporta lo que necesitamos y nos hace sufrir más que otra cosa.

Pero bueno, el cómo vivir las relaciones para que fluyan mejor es otro tema… hoy quería pensar con vosotros y vosotras sobre cómo enfrentarnos a una realidad, nos guste o no, que son el fin de la relación.

Sin embargo, en España 2 de cada 3 matrimonios se separa.

Así que como este es un hecho, nos guste o no que nos va a pasar, tendremos que pensar en cómo llevarlo de la mejor manera. Así que aquí viene la pregunta Sapiensex del día:

Al Terminar una relación de pareja, ¿Tengo que rehacer mi vida?
En absoluto.
Esta expresión tan cotidiana, quiere decir que el amor no es sólo el centro de nuestras vidas sino que además es un todo.

A veces esto es así en determinados casos, especialmente en aquellas personas dependientes de sus parejas. Esto ocurre en personas que no han construido otras facetas de su vida, yo, en terapia siempre lo explico del siguiente modo, si tuviéramos una mesa compuesta de una tabla y una única pata, si ésta pata desaparece la mesa se cae. También si las dos únicas patas que tuviera se compusieran de hijos y marido, algo muy común en las mujeres. en estos casos, la tabla, que soy yo, también me caería y sentiría que tengo que rehacer mi vida.
Sin embargo una vida completa y satisfactoria se compondría de varias patas, el amor de pareja, los hijos e hijas si los hay, las amistades, el trabajo, el ocio, la parte intelectual, el deporte, la espiritualidad, la incidencia política si la hago… y cada uno de estos aspectos sería una pata importante que me sostendría. Cada una con un grosor distinto, pero todas haciendo de sostén. De modo que cuando una de estas patas se rompiera, yo notaría la cicatriz, el vacío que ésta deja, pero no me derrumbaría. Por tanto no tendría que rehacer mi vida, si no reestructurarla.

Tenemos un gran problema social y es que el amor nos lo han vendido como un constructo social que va acompañado de felicidad. Si tienes pareja, serás feliz, si no…ni podrás hacer un crucero, ni te beneficiarás del dos por uno, serás la persona singular en las celebraciones bodas y siempre se te concederá la duda de… con lo majo o maja que es, si sigue soltero o soltera…será por algo…

Además, por otro lado, las relaciones buenas son las duraderas, y habrá que hacer todo lo posible para que no terminene, pues… tienen que durar para toda la vida, ¿recuerdas?

Esto hace que nos aferremos a las relaciones pase lo que pase.
Pensamos q con q haya amor es suficiente y no es así, a veces se puede romper una relación aunque haya amor. Incluso queriendo mucho a la otra persona. Pero con el amor no basta. Es un ingrediente imprescindible, pero no suficiente.

Hay muchas formas de amor y el amor q yo siento por la otra persona tiene que corresponder con las expectativas que tengo de mi pareja. A lo mejor la quiero mucho pero yo espero de una pareja q sea más activa, q hagamos más cosas, q sea más activo o más intelectual… No sé, otra cosa al fin y al cabo.

También puede pasar que mi novio me ofrezca lo que yo deseo en un momento de la vida, pero que con el tiempo, ambas personas evolucionemos en direcciones no paralelas y esto haga que nos vayamos distanciando al tener deseos, necesidades, expectativas diferentes.

Ruptura evolutiva

Quien bien te quiere te hará llorar.
Esto no significa que nos hayamos mentido en el “te querré para siempre”. Probablemente cuando nos lo dijeron se sentía con el corazón, pero la realidad fue por otros derroteros y 3 años después… piense y sienta de otra manera.

Eso sí, estas cosas no son de un día para otro, son procesos, y pueden ocurrir.
En consulta me he encontrado a muchas personas que me decían, ¡pero si todo iba bien, no teníamos problemas, y de repente me ha dejado!

En estos casos, indagando en su relación de pareja, acaban identificando que sí había muchas señales, quizás la otra persona no se sentó a decir: Algo me pasa, sino que simplemente fue dejándose llevar por la relación, mientras que por dentro se iba apagando y probablemente abriéndose a otras alternativas: más tiempo de ocio, inmersión en el trabajo, tiempo con los amigos y… muy probablemente, la gota que colma el vaso y facilita la toma de decisiones, es la aparición de otra persona.

Pero claro, las separaciones son en muchos casos dolorosas. No es como dicen por ahí que la gente joven no aguanta nada y se separan a la primera de cambio. No es así. Es más, creo que en las relaciones más estables, tardamos demasiado en separarnos y cuando lo hacemos lo hacemos tarde y mal. Yo siempre digo que deberían enseñarnos también a separarnos. Romper con la idea de para toda la vida y asociarla al “mientras dure”.

¿Cuándo no me separo a tiempo?

– Cuando me empeño en cambiar a la otra persona y no aceptar cómo es. Para bien o para mal más me vale. O para quererla y compartir también sus defectos, o para alejarme de esa relación porque me puede lastimar.
– Cuando me enfrasco en una ruptura evolutiva, es decir, aquellas de “ni contigo ni sin ti”. Y cuando nos juntamos no somos felices y cuando nos dejamos tampoco. Y me quedo dando vueltas en un círculo vicioso que no me lleva a ninguna parte.
– Cuando creo eso de que quien bien te quiere te hará llorar. Pues asumo que el sufrimiento es parte del amor. Que el amor duele y entonces no me protejo lo suficiente ni me brindo la oportunidad de entablar otras relaciones más sanas y saludables.
– Puede ocurrir también que conocer a otra persona y comenzar una relación paralela no ayude a tomar decisiones, si no a confundir más todavía y hacer desearlo todo: Quiero seguir con mi marido, por ejemplo, por la estabilidad que me da, por no desestabilizar a la familia, por miedo al cambio… pero a la vez quiero conservar aquello que estoy descubriendo que me aporta pasión, juego, novedad…

Esto es el “lo quiero todo”. Pero no puede ser si las otras partes no lo aceptan.
En las relaciones, el modo de entablarlas debe ser elegido y negociado por ambas partes, si no, habrá mucho sufrimiento.
Respecto a las emociones que podemos sentir en los procesos de ruptura son varios.

Si nos han dejado: sentiremos rabia, culpa, indefensión, incomprensión…
Necesitaré comprender qué ha pasado, porqué hemos llegado a ese punto. Y es probable que me culpe por no haber sido suficiente o que tenga mucha rabia hacia mi ex por no aceptar la ruptura o su forma de hacerlo.
Pero claro, que nos dejen es muy doloroso, pero dejar, tampoco es fácil. Aparece el miedo a la equivocación, el sentimiento de culpa…

Aunque en estos casos puede ser más fácil, pues el proceso de duelo ya lo puedo tener más elaborado, aunque en ambos casos debo superarlo.

Pero, ¿en qué consiste superar un duelo?

Los duelos son los procesos emocionales por los que pasaré cada vez que pierda algo muy querido. Y consiste en 5 etapas:
Negación
Rabia
Depresión
Aceptación.

En la primera etapa de negación, no quiero ni pensar en lo que me ha pasado. No me lo creo, hago todo lo posible para que no ocurra, busco alternativas para volver al estado anterior. “no me lo puedo creer”
Y cuando veo que esto no es viable, me entra la rabia: ¿Por qué?, ¿cómo ha podido…?,
¡“Cómo se le ha ocurrido” o “Cómo no me di cuenta”!
Una vez superada esta etapa, comienzo la etapa de la depre y el decaimiento. Voy dándome cuenta de lo que me ha pasado y me agoto. ¿Qué voy a hacer ahora?, “nunca voy a conocer a nadie como ella”, me dejó por una más joven y guapa porque yo soy fea y mayor.

En estas fases puedo estar más o menos tiempo, dependiente de cómo sea yo, de mi actitud vital, y también de cómo esté en ese momento. Hay personas que transitan por esas etapas una detrás de otra, otras persona que van de adelante atrás y vuelta a empezar durante una temporada de sus vidas, y otras, se quedan enganchadas en una única etapa.

Sea cual sea el caso, sólo se saldrá de aquí llegando a la 4ª y última etapa, la de la aceptación.
Y para ello hay que tener unos aspectos claros:

1. Podemos elegir con quién y durante cuánto tiempo deseamos mantener esa relación.
2. Las relaciones no tienen por qué ser para toda la vida.
3. Una relación sana es aquella que me aporta más de lo que me quita
4. Como siempre digo, en el amor 1+1=3. Es importante cuidar la relación de pareja, no sólo para que funcione mejor, sino también para que, llegado el caso, cuando deje de existir yo no me hunda.
5. Que no me quieran no significa que no valga, simplemente que la otra persona tiene otras expectativas.
6. Que me dejen no significa que gente rara o no querible.
7. Es bueno saber que el duelo es un proceso y cuando me sienta rabiosa o deprimida recuerde que son fases que debo transitar hasta llegar a la aceptación

Como siempre, para superar el dolor y seguir creciendo es bueno leer, y os recomiendo alguno libros.

Para mujeres: de nuevo soltera, es un libro excelente, aunque ya sólo se encuentra de segunda mano, pues está descatalogado. Y ya no sufro por amor de Lucía Extebarría es, además de divertido, revelador. Solas también me gustó mucho, de Carmen Alborch o la princesa q no creía en los cuentos de hadas, de Marcia Grey.
Y para hombres y mujeres, os recomiendo Amar o depender y ya te dejé, ¿ahora cómo te olvido? De Walter Risso.

Y si con esto no es suficiente, no dejéis de acudir a terapia. Cuando a solas no se puede, es bueno pedir ayuda. Si estás por Málaga yo te puedo ayudar, si no, te recomiendo que busques una terapia con enfoque de género.

Y bueno, ya sabéis, las rupturas de pareja son parte de la vida y es bueno saber cómo afrontarlas.

Así que ya me despido hasta el próximo espacio Sapiensex el mes que viene, y mientras en el blog www.sapiensex.com

12 prostitución

Sapiensex en la radio: Prostitución

 

Durante el mes de septiembre, en el Espacio Sapiensex del programa de sexo de Dos Rombos de Radio Luna estuvimos debatiendo sobre la prostitución, ¿se debe legalizar, prohibir, abolir?

¿Cómo llamamos a las mujeres en prostitución: Prostitutas o prostituídas?

¿Y a los varones que se aprovechan de éstas mujeres: Clientes o prostituidores?

El modo en que lo hagamos recalcará el punto de vista donde pongamos el foco del problema, en ellas o en ellos…

Si te parece interesante y quieres escuchar el audio del programa, puedes hacerlo pinchando aquí #77 Dos Rombos, programa de Sexo de Radio Luna y buscarme a partir del minuto 37,27

11. cultura de la violación carátula

O leyendo la siguiente transcripción:

En éste mes que tratáis la violencia sexual en Dos Rombos, yo quiero hablaros de un tema muy controvertido pero que es necesario poner encima de la mesa en algún momento.
Se trata sobre la prostitución.

Este tema, en algunos países es legal, en otros es ilegal y en otros… como es el caso de España, la prostitución es alegal.

¿Cómo puede ser esto? Pues muy fácil, dependiendo de dónde pongan las políticas el punto de mira.

Se puede poner en el punto de mira de las mujeres, de los varones, de la incomodidad que genera a la sociedad, de los beneficios que ofrecen a las mafias… Pero yo hoy lo quiero poner sobre el foco de las mujeres.

Así que ahí va mi pregunta Sapiensex: ¿Creéis que la prostitución puede ser una forma de violencia de género?

Uno de cada cinco hombres en España reconoce que ha pagado por servicios sexuales, según estudio elaborado por la Universidad Pontificia de Comillas, me imagino que los que no lo reconocen son muchos más.

Esta actividad supone en nuestro país el 0,35 por ciento del PIB anual.
En España existen unos 1.500 locales en los que se practica la prostitución, sin contar pisos de citas.

El número de mujeres en prostitución es imposible saberlo.
En España, la situación de prostitución está en un limbo. Es alegal. Es decir, no es ilegal ofrecer éste “servicio libremente”, pero sí, hacerlo en zonas de tránsito público, cerca de lugares destinados a su uso por menores (colegios, parques…) o en zonas que pueda generar un riesgo para la seguridad vial”, según la nueva Ley de Seguridad Ciudadana.

Siempre que se habla de la prostitución y se defiende, se hace desde el prisma del hombre que compra unos servicios y se beneficia de ellos. Incluso a veces se hace con voz condescendiente diciendo que pobres, hay muchos hombres que no saben ligar, que tienen complejos, alguna limitación física que les inhibe estar con mujeres… Pero este planteamiento consiste en edulcorar una realidad que nada tiene que ver con ser un servicio para la comunidad.

Al hablar de prostitución, también deberíamos tener en cuenta a las mujeres, pues sólo se piensa en el frío que pasan cuando están en las calles, sin mirar más allá, sin profundizar mucho.

Pensad que la prostitución es el mayor negocio del mundo, junto con el tráfico de armas y el de drogas. Bueno, además están relacionados.
La realidad de la prostitución en España alarma cuando la miramos en cifras:
Según los estudios que he consultado, el 90-95% de las mujeres en prostitución está formada por mujeres procedentes de otros países.

Desde la Plataforma de apoyo al lobby europeo de mujeres nos recordaban recientemente que hasta hace muy pocos años, las mujeres prostituidas eran las madres solas, las mujeres drogodependientes, las más pobres, las más excluidas. Pero desde finales del siglo XX la prostitución también se ha globalizado y se transportan mujeres de un país a otro como mercancías, siendo las mujeres de los países más pobres, las de los países explotados, las que huyen de las guerras, de la miseria y de la falta de derechos y de libertad, las que son utilizadas sin escrúpulos como mercancía al servicio del abuso de poder.

Nada más llegar a España les quitan los pasaportes para perder su libertad y les imponen una serie de normas imposibles de cumplir; Unas de ellas son los pagos que deben hacer por todo. Por el billete de venida, por la habitación donde mal viven, por la ropa que usan… Para someterlas aún más y generar un vínculo de dependencia mayor, comienzan ofreciéndoles drogas, primero de manera gratuita, y después cobrándosela a precio de oro.

De éste modo su relación de dependencia es cada vez más fuerte y más asfixiante.

También las cambian de “plaza”, como ellos dicen, cada 28 días. Aprovechando que tendrán la regla y no serán “usables” para otros hombres, las sacan del prostíbulo donde las tenían y las llevan a otro. De éste modo, consiguen que no generen vínculos con las otras compañeras o con algún hombre que utilice su cuerpo. Las desorientan, las aíslan.

Siguiendo con los porcentajes, existe un 2% de hombres. Algunos también tienen la mala suerte de no haber tenido más oportunidades. Y otros cuantos son transexuales maltratados y desterrados por parte de sus familias que no les han sabido comprender ni apoyar. Estas personas transexuales, rechazadas y expulsadas por su entorno social, encuentran como única vía la prostitución para poder conseguir el dinero necesario para desarrollar su verdadera identidad.

Dentro del marco patriarcal androcéntrico, la situación de niños y niñas, adolescentes y jóvenes de ambos sexos, personas transexuales y homosexuales en situación de prostitución es similar, porque uno de los aspectos que está en juego fundamentalmente en la prostitución es el poder, el dominio. La prostitución es una expresión máxima de la falta de igualdad entre quien prostituye, compra, exige (en su inmensa mayoría hombres) y quien es comprado, utilizado, no considerado persona (en su inmensa mayoría mujeres y también niñas y adolescentes y personas transexuales).

Y por último, tenemos un 3% de mujeres que dicen haberlo elegido libremente. Y aquí yo cuestiono este criterio de “libremente”, porque estoy convencida que si estas mujeres hubieran tenido opciones reales de elección, la mayoría hubiera optado por una diferente.

Por ejemplo, al hablar de estos temas, mucha gente diferencia a las mujeres en prostitución de las “escort”, sin embargo, se trata de otra forma de invisibilizar la violencia sexual de género. Se cambian las palabras, pero no la base de la desigualdad y del deseo de poder y dominio sobre las mujeres u hombres vulnerables. En este sentido los medios de comunicación, las películas, (Pretty Woman es un ejemplo clásico), etc., presentan en muchas ocasiones una visión idealizada y edulcorada de la realidad de la práctica de la prostitución, lo que facilita la aceptación social de la misma, y dificulta su denuncia y erradicación. Esto únicamente favorece a los clientes prostituidores y a quienes explotan a las mujeres prostituidas, no a éstas.

Cuando escuchamos o leemos artículos sobre el libre ejercicio de la prostitución y el debate para llamarlas trabajadoras del sexo, desde mi punto de vista, es una forma de minimizar el hecho de la prostitución e incluso invisibilizarlo. La sexualidad es algo inherente a la persona. No es algo desligado de ella. Por tanto, la utilización de un cuerpo es igual a la utilización de una persona. Y para esto, no hay leyes ni métodos anticonceptivos que la puedan proteger. Es indigno, aunque fuera legal.

Además, dentro de las mujeres que ejercen la prostitución, es muy alta la frecuencia de mujeres que relatan vivir como algo normal la violencia física, sexual, psicológica… el desprecio, la humillación, la violación… y esto no se reduciría aunque fuera legal. Véase el caso de Holanda, donde el tráfico de personas y las violaciones a las mujeres prostituidas no ha decrecido, sino todo lo contrario.

De hecho, cuando trabajé en la asociación de mujeres para la salud, de Madrid, y en Prodiversa en Málaga, por consulta llegaban mujeres que habían ejercicio la prostitución y ya habían salido de ella. Y “Casualmente”, eran mujeres que habían vivido abusos sexuales en su infancia. Es decir, eran mujeres que ya de pequeñitas les habían hecho creer que sólo valían por su cuerpos y a quienes dañar a través del sexo era muy fácil.

Yo no digo que haya mujeres que elijan libremente, de verdad, ejercer la prostitución y decidir con quién, cómo, cuándo, dónde… Pero realmente, para mí, ese porcentaje es ínfimo, y esa no es la prostitución de la que yo estoy hablando.

Aparte, que es un porcentaje tan mínimo, que no por esas pocas, podríamos defender la liberalización del mercado de explotación y violencia que hay detrás.

Lo que pasa es que hay mucha manipulación en la información sobre éste tema. Las razones básicas son dos, las mujeres en prostitución no tienen voz. Y la prostitución, junto con el tráfico de armas son los 2 negocios que más dinero mueven en el mundo. De hecho, están muy relacionados. Por detrás de ellos va el tráfico de drogas. ¡Para que os hagáis una idea!
Así que la prostitución mueve mucho dinero, y genera fuertes intereses entre unos cuantos que no quieren que esto cambie.

Por otro lado, imaginaros, cómo va un periódico a publicar artículos a favor de la abolición de la prostitución o hablando de las violaciones y agresiones que sufren estas mujeres, generando estrés postraumático o incluso la muerte, si por otro lado son los anuncios de contactos los que les nutren económicamente.

Que cada cual haga con su cuerpo lo que quiera, por supuesto, pero no nos dejemos engañar por cantos de sirenas que más bien a quien benefician es a las mafias y proxenetas que se lucran de éste negocio.

Con este panorama podemos deducir que la prostitución es una cuestión de dominación masculina sobre las mujeres.

Y éste modelo de dominio genera un fuerte impacto en éstas mujeres. El 68% de ellas sobreviven día a día a pesar del estrés postraumático que sufren: No tienen ganas de vivir, sienten pánico, desesperanza, lesiones físicas y emocionales difícilmente las pueden superar pues las recuerdan durante el día con flashbacks y por las noches a través de las pesadillas.

Respecto a los modelos que existen para regular o abolir la prostitución tenemos 3 claros modelos que suelen ser puestos como ejemplo:

Unos más permisivos que otros. Pero mirad, en los más permisivos, como Holanda, en una conferencia que estuve hace unos años decían que sólo entre el 5-10 % de las mujeres estaba dada de alta. En Alemania

El modelo alemán: promovió la legalización, os voy a hablar de unos datos datos extraídos de un artículo basado en la doctora alemana Igeborg Kraus en su reciente charla sobre el modelo alemán de http://www.mediavida.com/foro/off-topic/modelo-prostitucion-aleman-esta-creando-infierno-tierra-583969
Alemania, Los políticos pensaron que el problema no era la prostitución en sí misma sino la discriminación que sufrían las mujeres prostitutas por parte de la sociedad y la falta de derechos que tenían, así que en el 2002 aprueban una ley que pretendía convertir la prostitución en un trabajo como otro cualquiera.

Desde luego, lo que han conseguido es crear un negocio muy lucrativo. El negocio de la prostitución ha crecido en al menos un 30%, existen mega-burdeles con capacidad para acomodar a 1000 (e incluso más) compradores de sexo a la vez.

Existen Burdeles con “tarifa plana”: por 70€ se ofrece a los clientes una cerveza, una salchicha y mujeres ilimitadas.

También se observa una reducción en la cantidad media que se les paga a las mujeres prostitutas: 30€ por coito. Mientras, ellas tienen que pagar 160€ por una habitación y 25€ de impuestos al día. Es decir, tienen que prestar servicio a 6 hombres antes de empezar a ganar dinero. En las calles esta tarifa media se reduce hasta empezar desde los 5 euros.

Sin embargo, las mujeres si lo que se pretendía era apoyar a las mujeres, a día de hoy, sólo 44 de 400.000 mujeres están registradas como autónoma. Según el Ministerio Alemán de la Familia en 2004 concluyó que el 82% de las prostitutas han mencionado haber sufrido violencia psicológica y el 92% han sido agredidas sexualmente. Y ¿qué les hace pensar que éste nivel de violencia se ha reducido?

La Doctora alemana Igeborg Kraus en su reciente charla sobre el modelo alemán… decía ¿Qué puedo decir? ¿Cuáles son las condiciones de salud mental de una mujer que ha sido reducida a un trozo de carne? Están completamente destruidas.

El modelo Holandés: En el año 2000 legalizó la prostitución Según las estadísticas manejadas por el Ministerio de Seguridad y Justicia en el Estudio sobre Prostitución en los Países Bajos 2014 , las “prostitutas tienen unas condiciones de vida menos saludables que las del resto de los holandeses” esta misma investigación, “casi la mitad de las prostitutas declararon percibir su trabajo como emocionalmente difícil. Y el 40 % reconoce haber vivido violencia sexual
Si en Holanda, quieren una habitación bien situada que cuesta 350 euros al día, y un servicio puede salir por 50 euros, cuantos servicios tienen que hacer antes de cobrar un euro? , eso sin contar que sus seguros médicos son más caros que los de la ciudadanía que trabaja en otros sectores.

Por último, poniendo un poco de luz ante tanto sufrimiento y explotación tenemos el modelo sueco:

El modelo Sueco, que es por el que claramente yo abogo, el modelo abolicionista. Un modelo que sensibilizó a la sociedad sobre las consecuencias de la prostitución en las mujeres y que visibilizó la prostitución como una forma de violencia sobre ellas. De tal modo que en vez de culparlas a ellas, los juzgaba y penalizaba a ellos.

Este modelo incluso propone un cambio de lenguaje donde el hombre no sea el cliente y la mujer la prostituta. Si no donde el hombre sea el prostituidor, ejerciente de sus actos sobre la prostituida, objeto sexual para el uso del varón.

De tal modo que se acabara mirando mal al prostituidor.

En éste país, a las mafias y proxenetas no les interesaba llevar sus negocios, por lo que se redujo considerablemente este tipo de mafia.

Por qué no puedo estar a favor de la prostitución: porque es insalubre física, social y mentalemente y porque atenta contra los derechos humanos:

Respecto a las enfermedades de transmisión sexual, TODAS son susceptibles de ser contraídas por las mujeres prostituidas: Sida, gonorrea, candidiasis, sífilis, virus del papiloma humano… El uso de preservativo no protege de muchas de ellas, y muchos varones no desean usarlos, y son ellos quienes ponen las reglas del juego en una relación sexual basada en el poder y la adquisición de “servicios” mediante dinero.

Pero también hay que tener en cuenta las enfermedades mentales que la prostitución genera, para las cuales no hay barrera de protección posible: miedo, culpa, ansiedad, depresión, pesadillas, trastorno de estrés postraumático, sentirse la última ciudadana del planeta…
Así que para terminar, me gustaría cerrar con la siguiente reflexión: No desaparece la violencia por estar legalizada, y además, se es más tolerante con ciertas prácticas aún más dañinas. Como comentábamos, con un mayor porcentaje de prostitución de menores en el caso de Holanda y Alemania.

La prostitución es igual a machismo extremo. Por tanto a desigualdad social.
Una sociedad libre, justa y democrática, con absoluto respeto a los derechos sexuales de todas las personas de cualquier sexo y orientación sexual no debería incluir la institución de la prostitución. Atenta contra los derechos humanos.

Y por último, como reflexionábamos en la asociación de mujeres feminista Puntos Subversivos: Creemos que es posible erradicar la prostitución por completo:

Si creemos en la igualdad real entre mujeres y hombres, creeremos en la abolición de la prostitución. Y para ello hay que comenzar con sensibilizar a hombres y mujeres para que analicen la prostitución desde el punto de vista de las mujeres, las víctimas. Un cambio de mentalidad, la erradicación de la doble moral sexual para mujeres y hombres, la igualdad real entre todas las personas independientemente de su sexo, la auténtica libertad sexual, la educación afectivo-sexual desde la infancia, son claves básicas para erradicar la prostitución y la forma aberrante de relación sexual que representa.

roles

Te invito al videofórum del Cortometraje Roles

¿Influyen los roles de género en nuestro comportamiento y en el valor que les damos?

¿La violencia de género es algo explícito o también se esconde en los comportamientos cotidianos?

Sobre todo esto y más reflexionaremos tras el visionado del corto Roles y su posterior cinefórmum el próximo 26 de septiembre a las 18.00h en el MUSEO CARMEN THYSSEN,

¿Te apuntas?

Gracias al Área de Igualdad de Ayuntamiento de Málaga y la colaboración del Museo Carmen Thissen podremos ver esta proyección guionizada por Patricia Gabás y dirigida por Álvaro Cuevas.

Más tarde se abrirá un  videoforum con la la actriz Patricia Gabás, el actor Pablo Puyol, mi Compañero Borja Rodríguez Núñez y por mí.

 

Sólo faltas tú para hacer el completo 😉

Así que si te interesa, ¡Te esperamos!

Psico feminista (5)

Taller: “Psicoterapia con Enfoque de Género Feminista para la Prevención y el Tratamiento de la Violencia de Género.

El pasado 30 de junio tuve el placer de impartir el taller: “PSICOTERAPIA CON ENFOQUE FEMINISTA PARA LA PREVENCIÓN Y EL TTO. DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO” en las III Jornadas de psicología feminista, organizadas por la asociación de mujeres psicología feminista de Granada.

Allí reflexionamos sobre cómo las mujeres, según a la generación que pertenezcamos hemos recibido unos condicionantes y expectativas específicas según los estereotipos de género de cada época que nos marcan, condicionan y en muchos casos nos enferman.

IMG-20170630-WA0045IMG-20170630-WA0050
Tener en cuenta estos factores es imprescindible para poder hacer un buen diagnóstico inicial de los malestares de género con las mujeres que acuden a su consulta y sepan comprenderlas y dirigirlas en su proceso terapéutico desde la perspectiva de género feminista.
Así que desarrollamos una dinámica participativa por grupos para poder identificar cuáles son los malestares más característicos según a la generación a la que pertenezcamos por cuestiones de género.
Durante el taller, tuvimos los siguientes objetivos:
– Analizar cómo se construye la identidad femenina y masculina respecto a las diferentes facetas de la vida: el amor, el trabajo, los cuidados, las relaciones interpersonales, la autoestima, la autonomía…
– Analizar cuál es la base para mantener relaciones de dependencia de la pareja.
– Identificar cuáles son los factores de vulnerabilidad para sufrir mala salud mental y trastornos psicológicos de género según la generación a la que cada mujer pertenezca.
– Promover la prevención de violencia de género.

Y las conclusiones extraídas durante el taller, las podrás ver en la página web de la asociación http://psicologiafeminista.wixsite.com/ampf, pues en breve las colgarán.

IMG-20170630-WA0055 IMG-20170630-WA0054 IMG-20170630-WA0052

Plantilla by Pixartprinting

 

Y por último, quiero felicitar a las compañeras de la asociación por su calidad en el trabajo, su fuerte dedicación e implicación y el cariño con el que han desarrollado estas jornadas y nos han tratado a quienes hemos asistido en calidad de invitadas.

6. historia y 6 mitos sobre la sex. femenina

Espacio Sapiensex: Historia y mitos de la sexualidad femenina

Durante el mes de marzo, el programa de sexo de Radio Luna “Dos Rombos” trató sobre la sexualidad femenina de una manera específica.

Conmemorando el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, un día de celebración por los éxitos conseguidos pero sobre todo un día de reivindicación por los derechos que nos quedan por conquistar.

Respecto al tema que nos toca, referente a la sexualidad, la sexualidad femenina no ha sido estudiada ni tenida en cuenta hasta muy recientemente.

carátula streaming

(Si quieres ver éste video en streamig, puedes hacerlo pinchando aquí  y escuchar desde el minuto 1h47min))

Si miramos atrás, en nuestra historia, tenemos mucho que agradecer, por todas las investigaciones que se han realizado, pero no podemos obviar, que la mayoría de ellas eran desde una mirada masculina, patriarcal y encuadradas en la época en la que se desarollaban.

Veamos algunos ejemplos clave:

  • Freud, El padre de la psicología, en su teoría, le daba mucha importancia al sexo. Sin embargo, no podemos olvidar la época en la que vivió, la época victoriana, donde las mujeres debían ser recatadas y no expresar su lívido.

En sus teorías, Freud atribuía la sexualidad a la presencia o ausencia del pene. Vamos, que fue un gran exponente de las teorías falocéntricas. Donde las mujeres sufríamos la ´”envidia del pene” como si la mujer fuera un hombre castrado y a partir de ahí, las mujeres podían tomar tres caminos: la negación de la sexualidad, la masculinización de su sexualidad o por último, la realización de la naturaleza femenina en el matrimonio y la maternidad. (Sobre todo si era de un hijo varón)

Durante las primeras etapas del desarrollo psicosexual, la actividad erótica se centra en el clítoris. Sin embargo en las mujeres “normales” existiría una posterior transición hacia la vagina. Así que la respuesta sexual correcta de una mujer se producía a través del orgasmo vaginal.

  • Años 60´ la sexóloga Virginia Johnson y el ginecólogo William Masters conocidos como Master y Johnoson fueron evolucionando, describiendo en su estudio las 4 fases de la respuesta sexual humana: que son excitación, meseta, orgasmo y resolución.
    El mensaje más importante que dieron era que la sexualidad femenina era muy potente y que las mujeres somos capaces de sentir y disfrutar mucho de nuestra sexualidad. Ya entonces hablaban de la capacidad de tener multiorgasmos. Y que la mayoría de los problemas sexuales eran debido a cuestiones culturales, más que fisiológicas.
    Así mismo, las investigaciones sobre sexualidad de Masters y Johnson aportaron auténticas revelaciones sobre el orgasmo femenino, la masturbación, el lesbianismo y las fantasías sexuales.
  • Años 50 se publica el Informe Kinsey y los ensayos llamados Comportamiento sexual del hombre (1948) y Comportamiento sexual de la mujer (1953). Estos ensayos científicos dieron a conocer detalles de la vida sexual del hombre y la mujer y fueron todo un adelanto. Lo que había permanecido en la intimidad de las parejas, se volvió algo público y visible. Hablaban sobre la masturbación, la homosexualidad, la heterosexualdiad…
  • En la década del 70, la difusión del uso de la píldora anticonceptiva supuso para las mujeres una auténtica revoluciónsexual, porque las liberó de posibles embarazos no deseados, separando la reproducción de la sexualidad y haciendo posible poder planificar su propia vida, adoptando un nuevo papel en la sociedad.
    También, en ésta época Shere hit publicó su Informe Hite (1970) a través de miles de respuestas de cuestionarios anónimos intentó sacar del anonimato esta temática.
    Por fin es una mujer, en exclusiva, quien investiga sobre la sexualidad de las mujeres. y dice que sólo si nos apoyamos entre nosotras conseguiremos la verdadera igualdad.
    Entre otras cosas, mostró que el 70% de las mujeres no habían tenido orgasmos mediante la penetración, pero eran capaces de alcanzar el orgasmo fácilmente mediante la masturbación u otras estimulaciones clitorianas.
    En ésta época, al mismo tiempo nacen grupos de feministas que se reúnen para compartir y aprender sobre sus cuerpos su sexualidad y de la mano de Betty Dodson, también grupos de automasturbación.
  • 1980 a partir del l encuentro de las mujeres de Boston escriben el libro “nuestros cuerpos, nuestras vidas”, estas mujeres se dan cuenta de que todas han sufrido en diverso grado, angustias y frustraciones a causa del paternalismo y la desinformación del sistema médico. -la vergüenza de la menstruación, embarazos no deseados así que deciden comenzar a plasmar en el libro y en talleres sus experiencias como mujeres.

Pero claro, son conscientes de que todo esto está centrado en nuestra cultura de mujeres blancas, clase media, mediana edad. Por lo que seguimos teniendo una gran ignorancia sobre otros patrones culturales, la sexualidad en las diferentes etapas de la vida.

  • 1990 Nace la teoría queer . Este concepto se usaba hasta entonces como un insulto contra aquellas personas que estaban relegadas a los márgenes de la sexualidad dominante, pero este concepto fue resignificado, cuestionando que la identidad sexual no era una esencia sino un continuo.
    De acuerdo con ello, la Teoría Queer rechaza la clasificación de las personas en categorías universales como “homosexual“, “heterosexual“, “hombre” o “mujer“, sosteniendo que éstas esconden un número enorme de variaciones culturales, ninguna de las cuales sería más natural que las otras. Contra el concepto clásico de género, que distinguía lo “heterosexual” socialmente aceptado de lo “anómalo”, la Teoría Queer afirma que todas las identidades sociales son igualmente anómalas.
  • En el 2000, los sex shops dejan de ser lugares oscuros y de hombres y se convierten en tiendas luminosas y llenas de color donde venden juguetes sexuales pensados en el placer de las mujeres. Los tupper sex hace su aparición y son acogidos con verdadera fruición, la pornografía para mujeres y feminista comienza a grabarse… y terminamos en el 2010 con la aprobación de la ley de derechos sexuales y reproductivos y de interrupción voluntaria del embarazo.

Es imparable, cada vez hay más modelos de mujeres autónomas, libres e independientes, así como hombres igualitarios.

Por tanto, esto hace que nuestra visión de la sexualidad femenina vaya evolucionando.

Pero a pesar de todo ello… quedan muchos mitos y falsas creencias sobre la sexualidad e las mujeres: ahí van algunos de ellos:

A ver qué os parecen:

Mito 1: No hay mujeres frígidas sino malos amantes:

Parece que hay un momento en que la sociedad se va modernizando y dando cuenta de que las mujeres tenemos placer y éstas cosas, pero siguen poniendo la responsabilidad en los hombres. Evidentemente, el amante, o la amante que tenga, influirán en mi disfrute en el sexo. Pero no dependerá tanto de eso sino de mi propia responsabilidad, al acercamiento que tenga cada mujer con su propia sexualidad y desarrollo de la erótica y fantasías, así como de la asertividad para expresarle a mi pareja lo que me gusta, y cómo me gusta.

– Mito 2: Hay dos tipos de orgasmo los clitorianos y los vaginales.

Realmente no es que sean 2 tipos de orgasmos, si no que se refiere a la zona que se estimula. Pero lo que se excita es la plataforma orgásmica. Cuando se tiene un orgasmo, ocurren contracciones rítmicas involuntarias de la plataforma orgásmica y el útero. Y la plataforma orgásmica involucra todas las terminaciones nerviosas del clítoris y la vagina, incluyendo las contracciones del útero. Es decir, es una amplia zona de nuestro cuerpo.

Mito 3: Las mujeres no se masturban: Si bien es cierto, la educación que recibimos censura ésta práctica sexual de autoconocimiento y placer, por lo que esta mala educación nos inhibe del placer, del juego y del descubrimiento. Pero no tanto como hacemos creer…

Mito 4: Las mujeres son pasivas, los hombres activos:

De nuevo volvemos a la educación basada en estereotipos, es decir, según cómo nos enseñan que debemos comportarnos, aún, un chico que liga mucho es una máquina y una chica… una guarra. Así que si no queremos ser tachadas de tal… más nos vale inhibirnos. Pero no por deseo, si no por obligación…

– Mito 5: Las mujeres necesitamos los preliminares para llegar al orgasmo:

No diría que necesitamos los preliminares. Sino que hombres y mujeres viviríamos una sexualidad mucho más completa si no nos limitamos a pensar que el coito y el orgasmo son la base de la sexualidad y lo demás es secundario.

Fijaros si estamos mal, que el otro día un chico en un taller Sapiensex me dijo que para qué quería él tener placer en los pezones. Que eso qué le aportaba.

Respecto a las mujeres, el coito no es la única forma de sentir placer, recordar la importancia de nuestro clítoris y sobre todo, de nuestra erótica y nuestras fantasías.

Mito 6: Practicar el coito durante la menstruación es antihigiénico y poco deseable.

Para nada tiene ésta frase base científica. Es más, tener orgasmos puede ser relajante para el útero y reducir alguna molestia, si se tiene.

Y bueno, con éstos 6 mitos terminamos el espacio Sapiensex de hoy.

Como siempre, os espero el próximo mes de nuevo y mientras, en el blog Sapiensex.com/blog.

¡Hasta el mes que viene!

6. claves feministas para el amor

Sapiensex en la Radio: Otras formas de amar- Claves del buen amor

El pasado mes de febrero, durante el programa nº 60 de Dos Rombos, el Programa de Sexo de Radio Luna se trató el amor y las relaciones de pareja.

La semana anterior, durante la emisión en streaming del programa, a través de facebook surgió un debate muy interesante sobre el amor romántico. José Manuel Franco y Manuel Zamora surgieron preguntas como que qué somos: ¿Medias naranjas o naranjas enteras? Si necesitamos una pareja para ser feliz?, o incluso ¿Cuál es el fin último de la existencia humana?

Preguntas que me hicieron reflexionar sobre cómo idealizamos el amor como un todo, algo que nos va a dar la felicidad y sin lo cual no podremos realizarnos verdaderamente.

Puedes escuchar el programa entero en Dos Rombos: programa de sexo

San Valentín, Walt Disney, el cine comercial a través de sus películas románticas y las comedias románticas… Nos venden una idea de amor como la panacea de la felicidad.

Sin embargo, cuando miramos a nuestro alrededor vemos:

– que 1 de cada 3 parejas se divorcia en España,
– Escuchamos frases hechas entre los varones del tipo “te casaste, la cagaste”, hombres que se quejan de que sus chicas les cortan las alas
– Y quejas de mujeres sobre cómo sus chicos no se preocupan por ellas como les gustaría y no se responsabilizan de los cuidados en el hogar.
Uf, vaya frustración, culpa, resentimiento… ¡En aquello que nos debería dar la felicidad!

Me recuerda a aquello que dice Elena Simón y es tenemos la receta para el amor romántico, pero no nos sale buena. y probablemente ésto sea porque los ingredientes no son los adecuados.

Entonces, ¿Qué está pasando Para que no lo cambiemos?

Yo creo que, como decía Juan Luis Anta, un prof de la univ de Jaen, que el amor es un poderoso elemento de márketing, por eso se ve en muchos productos:
Viajes en crucero: y se ve a una parejita feliz,
Dos por uno: en pareja,
Los cuentos infantiles que nos dicen: “se enamoraron y luego fueron felices y comieron perdices”

Pero no nos cuentan nada más. No nos dicen si ella era vegetariana o si él luego se enamoró de un compañero batallas, si se separaron o si decidieron dejar el castillo y hacerse budistas.
No. La historia se queda ahí, congelada y no nos explican qué debería pasar para que si fueran felices los dos protagonistas del cuento incluyendo su relación de pareja. Y esto es sobre lo que me gustaría hablar hoy.

Así que ahí va mi pregunta Sapiensex:
¿Cómo sé si tengo una buena relación de pareja? Decirme tres claves

Yo os propongo 5 claves para ir comenzando…

Clave 1: variedad y equilibrio

Bueno, está claro que el amor es necesario que existe. Pero ojo. ¡CON EL AMOR NO BASTA!
Debe haber respeto, sinceridad, cariño, empatía, diversión, juego, complicidad, cuidados… uf, ¡qué de cosas! Y todas ellas serán aportadas por ambas partes y de manera simétrica.
Es decir, nada de medias naranjas: si no dos naranjas enteras, o una pera y una manzana, o un kiwy y un melocotón… ¡qué más da si ambas personas decidimos compartir nuestro jugo!.
Construir relaciones compatibles, no complementarias. No te necesito, pero si estoy contigo soy más yo.

Clave 2: Autonomía y cuidados

Si hacemos un cuestionamiento desde la perspectiva de género vemos que como mujeres, yo debo saber quién soy, qué me gusta, qué cualidades tengo. Y básico yo debo ser protagonista de mi propia vida.

Esto, en general a los varones les cuesta menos, pues protegen su espacio y su tiempo propio (permitiéndose ir al gimnasio, a ver el fútbol, participar en la peña o agrupación religiosa o simplemente para jugar a la play) mientras que las mujeres nos entregamos al amor en cuerpo y alma y nos dedicamos tiempo a nosotras en caso de que no se lo tengamos que quitar a la pareja o los hijos.

Para entablar relaciones sanas e igualitarias, es imprescindible desarrollar la autoidentidad: Saber quién soy, qué me gusta, qué me sienta bien y mal… y luego, poner en práctica la autonomía. Disfrutar de la soledad y de los diversos amores, claro está, también del propio.
Por parte de los varones, es interesante aprender a conectar con las emociones y saber expresarlas. Los caballeros son duros y fuertes y llevan armadura. Pero a más de uno le pasa como al caballero de la armadura oxidada… aquel del que nos hablaba Robert Fisher en su libro.

También es bueno desarrollar actitudes de cuidados. No de dar lo que creo que te va a venir bien, si no lo que tú me dices que necesitas. Antiguamente esto se traduciría a un… “te voy a llevar al cine, por ejemplo. Y yo lo que propongo sería algo así como dónde te parece que vayamos… a mí me gustaría ir al cine, ¿Y a ti?

Esto puede sonar a antiguo y que ahora no pasa, sin embargo, os pongo un ejemplo cotidiano en la gente joven: en los parques de skate, los chicos patinan mientras las novias miran. En el deporte, los chicos juegan al fútbol y las chicas animan. En los grupos de música, los chicos tocan y ellas aplauden.

Pero… cuántos chicos acompañan sin rechistar a sus parejas a ver pelis románticas, compras o sus entrenamientos de gimnasia rítmica? Pocos. Pues esto es considerado cosas de chicas.
Eso sí, está genial que las chicas quieran jugar al fútbol, hacer acrobacias con sus patinetes y tocar en un grupo de música. Pero si lo eligen por ellas, no porque les guste a sus novios. A ver si vamos a acabar como Julia Robert en la peli novia a la fuga: comiendo los huevos que le gustaban a cada uno de los novios que tuvo, ¡cuando a ella ni siquiera le gustaban!

Así que esta era nuestra segunda clave: Desarrollarnos como personas y cuidar a nuestra pareja.

Clave 3: 1+1=3

En el amor, las matemáticas no son exactas. En el amor: 1+1=3
No somos tú + yo= nosotros.

No somos 1, somos un equipo. Si sólo hay uno. Alguien desparece.
Somos un equipo. Sabemos que todas las piezas son necesarias y todas son IGUAL de importantes.

Clave 4: Comunicación-Negociación

Ahora, para cualquier cosa que yo hago en mi vida, lo medito y valoro detenidamente; Lo que quiero estudiar, dónde pasar mis vacaciones, en qué lugar quiero vivir… Pero para algo tan importante como es compartir parte de mi proyecto de vida ¡no pienso nada! Si te quiero, pues ya está. Sin tener en cuenta qué proyecto de vida quiere tener cada cual. Qué valores básicos compartimos, qué forma de resolver los conflictos tenemos, cuáles son nuestras necesidades vitales…

Es decir, Si yo me compro un móvil y tengo 4 folios de contrato en letra enana cómo puede ser que cuando me vaya a vivir con mi pareja o quiera ser madre o padre no me plantee cosas más profundas como el reparto de responsabilidades y los cuidados mutuos?

Pues así pasa luego, que a pesar de querernos mucho, y de casarnos con bombo y platillo, llega un punto en que no nos aguantamos y comenzamos a comportarnos como dos grandes desconocidos.

Una vez, estaba visitando un pueblo hermoso de Galicia cuando me encontré con que estaban en fiestas. Y da la casualidad que era el día de la renovación de los votos. Un ritual de origen celta que viene a decir algo así que los votos en la pareja deben ser renovados anualmente.

La verdad es que no he investigado más sobre el asunto y desgraciadamente, hoy no me acuerdo del nombre de éste municipio (si alguien lo sabe, por favor, que nos lo diga!!)
El caso es que a mí esto me dio una clave. Si en nuestra sociedad, cuando comenzamos una relación de pareja somos capaces de expresar lo que queremos y construir –diseñar conjuntamente nuestra relación, periódicamente podríamos ir revisando cómo va todo. Cómo nos sentimos, qué echamos en falta qué valoramos… Sería como una hoja de ruta sobre la que poder hacer una valoración cuanti y cualitativa. Y rediseñar valorando lo que sí funciona y proponiendo cambios para lo que no.

Sí, ya sé que esto suena muy mal, muy poco romántico, muy preparado… Pero estoy convencida que para lo que serviría sería para que supiéramos que es importante escucharse, llegar a acuerdos y alimentar la relación. La pareja es una parte del proyecto de mi vida y quiero saber cómo quiero que sea. Es necesario revisar éste proyecto periódicamente y negociar hacia donde queremos dirigirnos.

Clave 5: diferencias entre ideal y real.

El amor es un sentimiento, lo sientes o no. Da motivación y fuerza. Pero no es algo todo poderoso. Es sólo un ingrediente más de la receta total. Yo puedo tener un ingrediente muy bueno, pero si el resto de los componentes no acompañan… es mejor cambiar de receta.
Es necesario dejar de idealizar: no esperar que mi relación de pareja se adapte a lo que yo deseo, si no observar desde un prisma de realidad lo que ésta relación me aporta.

Así que 5 conclusiones clave:
Clave 1: variedad y equilibrio
Clave 2: Autonomía y cuidados
Clave 3: 1+1=3
Clave 4: Comunicación-Negociación
Clave 5: diferencias entre ideal y real.

Y bueno, seguro que hay muchas más claves, pero por el momento, creo que con éstas podemos comenzar a cocinar.

Y para aderezar nuestro guiso os recomiendo algunos libros que nos ayuden a seguir reflexionando: Hoy os traigo el de 4 maestras que se alejan de las historias de best seller que en vez de ayudarnos a crecer como personas nos inducen a pensar que el amor todo lo puede, cuando, siento deciros, que esto no es verdad.

– El poder del amor: de Anna Jonasdotir
– Claves feministas para las negociaciones en el amor, de Marcela Lagarde
– El amor no es como nos lo contaron… Ni como lo inventamos, de Clara Coria
– O los vínculos amoroso, de Fina Sanz

Si te has quedado con ganas de escuchar el programa puedes escucharlo a través de http://www.sapiensex.com/blog.

!Hasta el próximo Espacio sapiensex!