abuela esclava

El síndrome de la abuela esclava

!!!Llegan las navidades!!!! Momento de vacaciones infantiles, compartir en familia, comidas en casa…

¿¿¿Qué sientes: ilusión o pánico???

Son muchas las abuelas que entran en pánico en éstas fechas porque ven que su tiempo desaparece y comienza una época de disponibilidad total para sus hijos e hijas…

A continuación comparto una entrevista que me hizo Iluminada Regateiro en su programa Voces de Mujer, del canal de televisión Torrevisión.

IR ¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE LA ABUELA ESCLAVA?

RCH Es algo que se está comenzando a dar en nuestra sociedad. Es un conjunto de síntomas que sufren las mujeres que tienen que hacerse cargo de sus nietos y de sus nietas cuando se les pide más de lo que ellas pueden dar.
Son las nuevas abuelas, que suelen ser amas de casa, y que a sus quehaceres diarios se les encarga cuidar a los nietos en horario escolar, hacer compras, llevar al cole, recogerlos, criarlos, llevarles al médico, preparar los biberones… Y en muchas ocasiones, estas obligaciones se extienden a los fines de semana o cuidados de… Incluso animales domésticos

IR ¿QUÉ SÍNTOMAS PRODUCE?

RCH Es un síndrome, esto significa que se manifiesta en una serie de síntomas:
– A nivel físico: con los síntomas característicos de la ansiedad y el estrés: estómago encogido, musculatura tensa y agarrotada, dolor de cabeza, incapacidad para estar quieta, cansancio crónico…
– A nivel emocional: ansiedad, angustia, culpa, rabia, mal humor, irritabilidad,
– A nivel psicológico: Falta de ilusión por la vida, preocupación constante, incapacidad para concentrarse, miedos extremos, enfados, incluso fantasean con la idea de la muerte como única solución…
A largo plazo esto pasa factura y se plasma en un aumento de la inseguridad personal, en un descenso de la autoestima, sensación de pérdida de control de la propia vida, insatisfacción generalizada…

IR ¿CÓMO LO INTENTAN DISMINUIR?

RCH Confundiendo ansiedad con hambre: y puede dar por comer en exceso, o todo lo contrario, y perder el apetito.
Intentan llegar a más cosas, se sobreexigen todavía más…. Y como esto les genera más culpa, se meten en un círculo vicioso del que no saben salir, y para el cual encima, se echan las culpas.

IR ¿TIENE CONSECUENCIAS A LARGO PLAZO?

RCH Consecuencias a largo plazo: Un estrés mantenido en el tiempo hace que el cuerpo acabe enfermando: y acaban apareciendo enfermedades que no tienen un origen “lógico” para la ciencia. Migrañas, fibromialgias, dolores musculares, diabetes, problemas endocrinos, agotamiento, insomnio, proclividad a accidentes…
Así que muy frecuentemente, las mujeres van al centro de salud, aquejadas de, lo que Betty Friedan llamaba “el mal sin nombre”.
Se llama así por que como decía, la ciencia, habitualmente desarrollada por varones, busca causas orgánicas, o factores que desde su posición pueden entender. Pero no se les ocurría ponerse en la piel de estas mujeres, así que no lo consideraban un problema específico, con una solución concreta.
Y entonces, pasaban al acto rápido, de “dormir los síntomas” a través de pastillas para dormir, ansiolíticos, antidepresivos…
Así, las mujeres están calladas, dan menos problemas y siguen cuidando a los nietos y las nietas, y haciendo un servicio social, al cual, todavía no se ha encontrado solución.

IR ¿CÓMO SE LLEGA UNA A CONVERTIR EN UNA ABUELA ESCLAVA ?

RCH Para comprender cómo una mujer llega a sufrir el “Síndrome de la abuela esclava” no debemos en caer en explicaciones simplistas, que por otro lado, tienden a culpabilizar a alguna de las partes. Yo prefiero mirarlo como un conjunto de factores que pone la mirada no en culpabilizar, sino en responsabilizar a cada parte de lo que le corresponde:
Muchas veces, en diversas conversaciones, sobre todo con amigos, escucho que dicen: “yo le llevo la ropa sucia a mi madre porque le gusta”. (Aunque yo no puedo evitar siempre decir que lo que a su madre le gustará será ver a su hijo, no lavarle lo que él ensucia. Y de paso hago la sugerencia al decir, que seguro que a su madre le gustaría mucho más que fuera con ella al cine).
Y bueno, del lado de las abuelas, suelo escuchar comentarios cargados de rabia del tipo “es que la juventud de hoy en día lo quiere todo”…

Y bueno, en realidad no es ni una cosa ni otra. Así, que evitando explicaciones simplistas y culpabilizadoras hay que tener en cuenta a las hijas y los hijos que piden y a las abuelas que ofrecen:

Las hijas y los hijos piden porque:

– Falta o déficit de recursos económicos
– Porque sienten mayor seguridad si son las abuelas quienes cuidan a sus hijos o hijas.
– Por comodidad.
– Porque es gratis

Las abuelas:

A las mujeres, y sobre todo a través de los estilos educativos más tradicionales, desde que somos pequeñas, se nos enseña a cuidar y se nos dice que lo más importante de nuestra vida es nuestro marido y nuestra descendencia.
Así que nuestros proyectos de vida están en función de los demás: eso es ser madre.

Las mujeres en edad de ser abuelas, les han educado en el valor del sacrificio y la entrega. Así que no hacer esto, lleva inexorablemente a la culpa.
La mayoría de las mujeres que tienen ahora más de 50 años, están acostumbradas a postergarse. A ponerse en último lugar ( si queda sitio…)
Por tanto, les resulta muy difícil pensar en sí mismas, en cuidar sus necesidades, en atenderse a sí mismas. Y cuando alguien le pide algo…
Su frase favorita es “TOTAL, SI NO ME CUESTA NADA”. También escucho frases tipo: “pobrecito/pobrecita, no se van a gastar el dinero que no tienen estando yo…”
Pero ojo, algo que podría ser cierto un día, se convierte en un diario. Un esfuerzo puntual, es un sobreesfuerzo cuando se convierte en hábito.
Tener en cuenta que lo que se pide a las abuelas supera sus posibilidades: si el cuerpo de las mujeres no está preparado para tener hijos pequeños, será porque ya está cansado para estar todo el día agachada, cogiendo peso, no parando…

IR ¿POR QUÉ LAS ABUELAS NO SE LIBRAN DE ESTA ESCLAVITUD?

RCH Esto es debido a la culpa a sí mismas y la disculpa hacia sus hijas o hijos.
Además, ten en cuenta, que ni siquiera ellas saber lo que les pasa. Sí los síntomas que tienen, pero no aciertan a comprender el origen.

IR ENTONCES, SI EL PROBLEMA SURGE PORQUE ALGUIEN DEBE CUIDAR A LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS, HACER LA CASA, ENCARGARSE DE LAS CITAS MÉDICAS, LA COMPRA, LAS COMIDAS, LA LIMPIEZA DE LA CASA… HABRÁ GENTE QUE PIENSE, QUE ESTO QUIERE DECIR QUE LA CULPA LA TIENEN LAS MUJERES QUE HAN DECIDIDO SALIR AL MERCADO LABORAL A TRABAJAR? PIENSAS QUE LA SOLUCIÓN SERÍA QUE LAS MUJERES VOLVIERAN A LOS HOGARES.

RCH Efectivamente, en los hogares siguen existiendo las mismas necesidades que antes, los menores necesitan atención y cuidados. Esto no ha cambiado.
Sin embargo, lo que yo quiero decir, es que estas funciones no deben recaer en una sola persona. Y si a estas tareas contribuyen las madres, los padres, las abuelas, los abuelos… y la sociedad en general a través de servicios adecuados como guarderías, horarios flexibles y compatibles con vidas reales… nadie se sobrecargaría y todas y todos cumplirían con su responsabilidad e incluso podrían disfrutar de ella.
Los cuidados de las nietas y de los nietos puede ser un placer: pero siempre y cuando no sea una sobrecarga.

IR ¿PODRÍAS DARNOS ALGÚN CONSEJO PARA LAS ABUELAS QUE SE SIENTAN IDENTIFICADAS?

RCH No se trata de no querer ayudar; muchas abuelas saben que es un placer estar con los nietos, pero también que es un placer cuando se van.
La alternativa pasa por enseñar a las abuelas esclavas que también es importante que se tengan en cuenta a sí mismas, pues nadie lo va a hacer mejor. Y que deben cuidar su salud y su espacio de vida”. Para ello es básico que se den cuenta de que esto no es ser egoísta, sino una cuestión de responsabilidad personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *